Nuestra religión es Sanguinaria

CordeiroImolado ”Habló Jehová a Moisés, diciendo:Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas;si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación.Traerá el becerro a la puerta del tabernáculo de reunión delante de Jehová, y pondrá su mano sobre la cabeza del becerro, y lo degollará delante de Jehová.Y el sacerdote ungido tomará de la sangre del becerro, y la traerá al tabernáculo de reunión;y mojará el sacerdote su dedo en la sangre, y rociará de aquella sangre siete veces delante de Jehová, hacia el velo del santuario.Y el sacerdote pondrá de esa sangre sobre los cuernos del altar del incienso aromático, que está en el tabernáculo de reunión delante de Jehová; y echará el resto de la sangre del becerro al pie del altar del holocausto, que está a la puerta del tabernáculo de reunión.Y tomará del becerro para la expiación toda su grosura, la que cubre los intestinos, y la que está sobre las entrañas,los dos riñones, la grosura que está sobre ellos, y la que está sobre los ijares; y con los riñones quitará la grosura de sobre el hígado,de la manera que se quita del buey del sacrificio de paz; y el sacerdote la hará arder sobre el altar del holocausto” (Levítico 4.1-10).

Intenta imaginar la escena. Día tras día. Semana tras semanas. Pecador, tras pecador. Toros, bueyes, corderos, palomas son presentadas delante del altar en ofrenda a Dios como expiación por el pecado. Las especificaciones para la inmolación eran precisas. Instrucciones detalladas para el retiro de órganos y de la grasa. Con las manos. El día entero. Abrir los cuerpos de los animales, retirar los órganos, separar la grasa. Mancarse de sangre, Esparcir la sangre sobre el altar. Refregar las puertas del altar. verlo escurrirse dentro de las vasijas del altar. El templo entero, el olor constante a carne quemándose, reducidas a cenizas. Ese es el sistema sacrificial del Antiguo Testamento. Es realmente sanguinario.

¿Imaginamos por un momento que el cristianismo es menos sanguinario? ¿Suponemos acaso que el cumplimiento de esos modelos y profesáis resultarían en una religión mas higiénica, aséptica y limpia? Si creemos esto, perdemos de vista realidades importantes. ¿No fue nuestra salvación comprada con sangre? ¿Nuestras vidas no son sacrificios vivos? ¿El día entero, no somos contados como ovejas para el matadero? nuestros cultos, no son un club social, mas un matadero. Tu vida no debe de ser seca y limpia, ella tienen que estar manchada de sangre.

¿Y sobre el pastor? ¿Sera que nuestro ministerio no exige sangre? ¿nuestro servicio diario tiene menos sangre que la sangre que los Sacerdotes del Antiguo Testamento tenían en sus manos? si ello es así, estaremos haciendo algo errado. ¿Será que los miembros de de nuestra congregación caen menos ante el pecado?¿Será que necesitan menos arrepentimiento? ¿Será que pueden dejar de lado la confesión y olvidarse de buscar una buena conciencia? ¿y que haremos con nuestros propios pecados? ¿No los llevaremos hacia aquella fuente preciosa, llena de la sangre que fluye de las venas de Emanuel? No seguimos manchados de sangre y con nuestras manos llenas de consejos refregamos con la sangre, no en el altar, pero si en nuestro pueblo? ¿Y no es él purificado de toda injusticia, al enseñarle a confesar, arrepentirse y retornar a la fe de nuestro Dios justos que es testigo de la sangre de su hijo? Recordemos a nuestro pueblo que la expiación ya fue consumada, que es lo mismo que recordar la sangre, la sangre de Jesús.

Nuestra religión es una religión sanguinaria..

———————————————————————-

Articulo escrito por Thabiti Anyabwile y postado en el Blog The Gospel Coalition, Lo he traducido de la traducción al portugués de Marcos Vasconcelos en su Blog “Mens Reformata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s