El Propósito del Matrimonio – Paul Washer

Desde hace un buen tiempo vengo utilizando el Google Reader como una herramienta para dar seguimiento a una serie de Blogs que me interesan. Dicha herramienta me avisa cuando se ha colocado un nuevo “post”. Bueno, ayer al revisar mi Reader en la noche, vi que en el Blog 5 Solas ®  había colocado un nuevo post subtitulado “El Propósito del Matrimonio” de Paul Washer.

 

Hoy tome el tiempo para escuchar la predica completa que dura 1h 20m; puedo decir que ha sido una muy buena inversión de tiempo. Recomiendo a todos ustedes el escucharlo con atención.Se que será de mucha aliento para todos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Arrepentimiento – Martin Lloyd-Jones

“Arrepentimiento significa que te das cuenta que eres un culpable, vil pecador en la presencia de Dios, que te mereces la ira y el castigo de Dios, que estás destinado al infierno. Esto significa que usted comienza a darse cuenta de que ésta cosa llamada pecado está en ti, que deseas deshacerte de él, y que dé la espalda en todas sus formas. Renuncias al mundo cueste lo que cueste, el mundo en su forma de pensar y sus perspectivas, así como su práctica, y negarse a tí mismo, y tomar la cruz y seguir a Cristo. Sus más cercanos y queridos, y todo el mundo, puede llamarte a un tonto, o que eres fanático. Puedes que tengas que sufrir financieramente, pero no hace ninguna diferencia. Ese es el arrepentimiento.”

* * * * * * * * * * * * *

Tomado de Los Estudios De El Sermón Del Monte de Martin Lloyd-Jones 1959.

¡CUIDADO con el falso arrepentimiento!

Todo este articulo lo encontré en el BLOG : “Mirad que nadie os engañe” y esto 100% de acuerdo con todo lo que en el se dice. Lo transcribo para nuestra edificación.

——————————————–

Es un hecho que el arrepentimiento es ordenado en la Biblia:

El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.” Mr. 1:15

Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” Lc. 13:3

Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos” Hch. 17:30-31.

Teológicamente, el arrepentimiento antes que ser una condición para salvación, es realmente una manifestación de ella, ya que evidencia la obra regeneradora del Espíritu Santo en nuestro corazón, al igual que la fe (Fil. 1:29). Esto se demuestra en que el arrepentimiento es concedido por Dios:

“Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: !De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” Hch. 11:18.

“que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad” 2 Tim. 2:25

Entonces, cuando el arrepentimiento se produce es una manifestación de lo que describe el profeta Ezequiel:

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.” Ez. 36:26-27

El arrepentimiento es evidencia de que el Señor ha transformado nuestro corazón de uno que era enemigo de sus preceptos (Col. 1:21) a uno sensible a la Palabra de su Señor (“de carne”). Nótese la soberanía de Dios en todo esto, siendo sólo Él quien tiene el control completo de la situación.

Por todo lo anterior, es necesario que nos examinemos (2 Co. 13:5), e inquiramos si tenemos ese arrepentimiento para vida. Hay pocas situaciones más desastrosas que la de aquella persona que cree haber alcanzado salvación, que cree haberse arrepentido genuinamente cuando en realidad no conoce el arrepentimiento verdadero.

¿Nos hemos apartado del pecado por amor a Cristo? ¿Hay un cambio en nuestra vida? ¿Somos realmente nuevas criaturas? ¿Es nuestro arrepentimiento genuino, o se trata de una mera ilusión? ¿Estamos creciendo en arrepentimiento y santidad?

Roguemos a Dios por misericordia y gracia, y porque podamos crecer en arrepentimiento y en conocimiento de su Hijo Jesucristo.

_______________________________________

Los dejo con una predicación de Charles Spurgeon sobre falsos arrepentimientos. El audio está tomado de esta página. LES RUEGO QUE LA ESCUCHEN, es fundamental que tengamos claras estas verdades.

Pruébate a ti mismo

Probaos a vosotros mismos. (2 Corintios 13:5)

Muchos creyentes van por la vida con una actitud indiferente respecto a sus pecados. Pero el Señor les dice a los creyentes que examinen su vida cada vez que participen de la Cena de Señor (1 Co. 11:28). Y el apóstol Pablo exhortó a la iglesia de Corinto: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos” (2 Co. 13:5).

Si usted hace eso con regularidad y con una actitud positiva, estará seguro de que sus motivos y deseos son agradar a Dios, aunque a veces le falle (vea Ro. 7:14-25).

* * * * * * * * * * * *

Meditación de John MacArthur

¿Somos hipócritas?

Cuando vi este video me acorde de una frase que escuche a un predicador: “si realmente quieres conocer si uno es un creyente o no, ve a su casa y  obsérvalo”.

Es triste ver que lo que se escenifica en este video es la realidad de muchos hogares de miembros de las iglesias. Inclusive, diría yo, de muchos Pastores. Tenemos una fachada de creyentes, pero en realidad estamos lejos de serlos por las evidencias dadas en nuestras vidas.

Uno realmente es salvo por Fe, sin necesidad de que hagamos algo para lograrlo; pero esa salvación debe de producir frutos y estos frutos demostrarán si realmente nuestro arrepentimiento fue real o espurio.

Los invito a observar el video y a meditar.

Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza.Humillaos en la presencia del Señor y El os exaltará.   Santiago 4: 8-10

 

Advertencia a los que profesan ser Cristianos.

Coloque este video en mi Facebook días atrás, y un hermano hizo unos comentarios que copio a continuación:

Con eta opinión se que voy a causar un terremoto, pero lo que colocas es pura basura religiosa.
Pura condenación y salvación por obras.
Somos salvos por gracia por medio de la fe, no por obras ni cruces destrozadoras.
Cuando nacimos de nuevo fuimos hechos una nueva criatura, morimos al pecado y vivimos para Dios.
Me parece lo más anticristiano del mundo asustar a los cristianos diciéndoles que no son salvos.
Este predicador se olvida de 1 Juan 1:9-2:2, si el creyente peca puede acercarse a Dios y confesar sus pecados, además tenemos como abogado a Jesucristo el justo. ¡Basta de condenación!”

¿Qué dicen? ¿esto es Basura Religiosa?, ¿acaso el predicador habla de Salvación por Obras?, ¿este video asusta a Cristianos o los hace pensar en donde se encuentra?, me gustaría escuchar comentarios.

 

——————————
Este video fue tomado del Blog 5 Solas ® (http://las5solas.wordpress.com/2009/09/04/la-verdad-video-subtitulado-en-espanol/) y subtitulado por Pedro Camino del Blog: Verdad y Palabra

La Inspiración Orgánica de las Escrituras

Hay muchos que tropiezan en el hecho de que la Escritura fue dada a través del hombre. Debido a que esto es así, ellos piensan que hay un elemento humano en la Escritura y no pueden creer la verdad que la Escritura es total y completamente la Palabra de Dios, sin error – que no hay contradicción, imperfección, faltas ni nada en la Escritura que pueda ser atribuido a ideas humanas.

No negamos que la Escritura fue dada a través del hombre. Pero es tan poco importante que en veinte de sesenta y seis libros de la Biblia no conocemos su autor humano. Incluso donde conocemos al autor humano, sin embargo, la verdad de la inspiración orgánica se mantiene.

Inspiración orgánica significa que la inspiración de un libro comenzó mucho antes de que cualquier libro fuera escrito. Para tomar el libro de Eclesiastés como un ejemplo, la inspiración orgánica significa que Dios comenzó el trabajo de inspiración de ese libro no al mover a Salomón a escribirlo (2 Pedro 1:21) sino que al preparar todas las circunstancias bajo las cuales Salomón escribiría, y al preparar a Salomón mismo como autor.

Dios comenzó la inspiración de Eclesiastés cuando cientos o miles de años antes, cuando Él fijó las circunstancias de la historia de forma que todas las cosas en Israel y entre las naciones fueran tal como Salomón debía encontrarlas para escribir el libro. Dios comenzó la inspiración de Eclesiastés cuando cientos de años antes Él estableció la nación judía y las doce tribus, una de las cuales fue la tribu de Judá, que luego incluyó la familia de Isaí. Dios estaba preparando todo para aquel libro cuando David se transformó en rey y estableció la dinastía para que Salomón fuera rey después de él. Dios estaba preparando todo para el libro cuando David vio a Betsabé bañándose y cometió adulterio con ella y cometió el asesinato de su marido para casarse con ella.

Dios fijó todas las circunstancias de la vida de Salomón de tal manera que él no fuera sólo el hombre más sabio de la historia, exceptuando a Cristo, sino también uno que cayó en uno de los pecados más graves. Es así que el libro de Eclesiastés, cuando fue escrito, fue el testimonio del arrepentimiento de Salomón y de la vanidad de la vida sin Dios.

En última instancia, por supuesto, la doctrina de la inspiración orgánica nos lleva hacia los consejos de la eternidad y al hecho de que no hay nada que ocurra, a lo largo de la historia del mundo, que no ha sido soberanamente ordenado por Dios y traído a existencia a través de su soberano e irresistible poder. No más que nosotros, trazando nuestra salvación hasta el decreto eterno de Dios, podemos clamar ser los autores de nuestra salvación, incluso cuando nos hemos arrepentido, creído y obedecido, Salomón podría clamar ser el real autor de Eclesiastés, aunque él escribió las palabras y las escribió usando su propia experiencia. Es el Dios soberano, que decreta eterna y soberanamente y su Espíritu quien, a través de la Palabra viviente, es el autor de nuestra salvación y del libro por la cual se hace conocida a nosotros. ¡Que gran Dios! ¡Que libro maravilloso!

* * * * * * * * * * * * * *

Sétimo Capitulo del libro “Lámpara es tu Palabra “ de Ronald Hanko y traducido por Marcelo Sánchez del Blog “Reformado Reformándome” de donde podrán descargar el libro completo sin costo alguno  (http://reformadoreformandome.wordpress.com/).