Evangelio de Lucas – ¿cuándo, dónde y por qué fue escrito? – Introducción (II)

En el post anterior llegamos a la conclusión que el escritor del tercer evangelio era Lucas, el médico amado (Col 4:14). Ahora, en este nuevo post, veremos tres preguntas adicionales:

  • ¿Cuándo fue escrito el tercer evangelio?
  • ¿en dónde fue escrito?, y
  • ¿cuál fue el propósito para escribir este tercer evangelio?

¿Dónde y cuándo se escribió este evangelio?

Revisando la información existente sobre el lugar y fecha donde se escribió este evangelio, puede ser agrupada en dos grupos, el primero de ellos indica que dicho texto fue escrito entre los años 70 y 80 d.C, mientras que el segundo grupo asume como fecha los años 50 y 60 d.C.

Es importante mencionar, que no existe una posición definitiva al respecto, solo existen indicios, pero como dice F.F. Bruce la fecha y lugar donde se escribió este evangelio debe quedar sin precisión, y que ello es una cuestión sin importancia en comparación con el escritor y el carácter básico del libro.[i]

Este primer grupo fundamenta su posición de la siguiente manera:

a. Lucas utilizo como una de las fuente de investigación el evangelio de Marcos y debido a que la posición mayoritaria (lo que no significa que sea la correcta) indica que Marcos se escribió entre los años 62 y 70 d.C., se asume que este evangelio debió de haberse escrito entre los años 70 y 80 d.C.

b. Otro de los argumentos utilizados tiene que ver con la destrucción del templo de Jerusalén ocurrido el año 70 d.C. Lucas hace mención de dicho incidente en tres pasajes:

  • Lc 19,43-44. Jesús llora sobre Jerusalén diciendo: “…Porque vendrán días sobre ti en que levantarán una valla tus enemigos contra ti, y te cercarán y te estrecharán por todas partes, y te arrasarán y estrellarán tus hijos en ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, en razón de no haber conocido el tiempo de tu visitación”.
  • Lc 21, 5: “De todo esto que contempláis, días vendrán en que no quede piedra sobre piedra, que no sea derruida”.
  • Lc 21, 20-22: “Y cuando viereis cercada de ejércitos a Jerusalén, entonces conoced que es llegado su asolamiento. Entonces los que estén en la Judea huyan a los montes, y los que estén en los campos no entren en ella; porque días de venganza son éstos, para que se cumpla lo que está escrito. ¡Ay de las mujeres que estén en cinta y de las que críen aquellos días! Porque vendrá gran necesidad sobre el país y cólera contra este pueblo, y caerán al filo de la espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que alcancen su plenitud los tiempos de los gentiles”.

Ellos menciona que debido a las escenas tan vividas de dicho acontecimiento y por el hecho de tener rasgos totalmente diferentes a las descripciones encontradas en Marcos (13,14) y Mateo (24,15-16), dicho acontecimiento debió de haber sucedido antes de que el evangelio se escribiera.

Como argumentos en contra de lo indicado por este primer grupo podemos mencionar lo siguiente:

a´. Con referencia al primer argumento, de que Marcos fue escrito entre los años 62 y 70 d.C. existen muy buenas razones para sostener que el evangelio de Marcos se redactó entre el año 40 y el 50, por lo que no existe ningún impedimento en situar la redacción de Lucas entre el 50 y el 60. Dichos argumentos se verán cuando estudiemos Marcos.

b´. La forma tan vivida de describir lo sucedido en la destrucción del templo es una evidencia de que se escribió después del 70 d.C.:

  • Si leemos una serie de pasajes ubicados en el Antiguo Testamento encontraremos que el lenguaje vivido de Lucas es menos vivido de lo que encontramos en dichos pasajes Zacarías 14,2: “Yo reuniré a todas las naciones para que ataquen Jerusalén. La ciudad será tomada, las casas saqueadas y las mujeres violadas. La mitad de la ciudad partirá al cautiverio…”. Daniel 9,26-27: “…un príncipe que vendrá con su ejército destruirá la ciudad y el santuario- Su fin será un cataclismo y hasta el final de la guerra durarán los desastres anunciados (…) y pondrá sobre el ala del templo el ídolo abominable”. Si leemos también Ezequiel, capítulo 24 donde se anuncia el asedio a Jerusalén y el capítulo 33 que narra la toma de la ciudad, veremos también que el lenguaje es similar. Otros pasajes que podemos leer son: Jeremías 21; Zacarías 12; 14; Esdras 9; Salmo 79; Ezequiel 40–48; etc.. Estos son algunos pasajes del Antiguo Testamento que hablan sobre la destrucción de Jerusalén y que bien pudieron haber sido la base para Lucas al momento de escribir los textos citados.
  • Como veremos en el prologo del evangelio (Lc. 1:1-4) Lucas investigo profundamente antes de escribir este libro, ¿no hubiera sido un descuido de parte de Lucas el no haber utilizado este hecho (la destrucción del templo de Jerusalén) como una prueba real de que las profecías de Jesús tuvieron un fiel cumplimiento y citarlo claramente en su relato? Si vemos en Hechos 11:28, encontramos a Lucas citando un hecho como fiel cumplimiento de una profecía realizada. Esto hace dudar de que Lucas escribió el evangelio después de la destrucción del templo en el año 70 sin haberlo mencionado en su Evangelio.

El segundo grupo argumenta su posición de la siguiente manera:

a. Hechos de los Apóstoles concluye con la narración de la llegada de Pablo a Roma, la cual sucedió en al año 62 d.C.. y no se menciona para nada el martirio del Apóstol. Adicionalmente, la narración del texto nos muestra que existía una opinión favorable hacia el gobierno romano, cosa que no debía de haber sido en caso este se hubiera escrito después del 70, ya que desde esa fecha se iniciaron las persecuciones hacia los cristianos. Estos dos hechos nos hace suponer que la publicación del Evangelio y Hechos es anterior a dichos episodios (64 – 65 d.C.)

b. De igual forma en Hechos de los Apóstoles no se hace ninguna mención del martirio de Santiago, que por el testimonio de Flavio Josefo, este ocurrió en al año 62 d.C. La forma tan minuciosa de Lucas al escribir Hechos en la descripción de sucesos como la muerte de Esteban, la ejecución del otro Santiago, el encarcelamiento de Pedro, todo lo sucedido con Pablo, hace difícil pensar que Lucas no quiso incluir dicho episodio en su narración.

c. Si la redacción de los Hechos es anterior al 62, de ello se sigue que la redacción del evangelio de Lucas se ha de situar entre el año 50 y el 60. Esta fecha de redacción es coherente con la propuesta para Marcos (años 40-50).

d. Otro punto que favorece plenamente con una fecha temprana (50-60) es la cita encontrada en 2 Corintios 8:18 en donde Pablo le comunica que junto a Tito “os enviamos al hermano cuyo renombre por la predicación del Evangelio se extiende por todas las Iglesias” y que “fue además designado por sufragio de las Iglesias compañero nuestro de viaje al confiársenos esta limosna administrada por nosotros para gloria del mismo Señor”. Este personaje no puede ser otro que Lucas. Adicionalmente, en los Hechos de los apóstoles en donde se narra el retorno de Pablo a Jerusalén, se narra en primera persona, validando plenamente que el colaborador de Pablo citado en 2 Corintios 8:18 es Lucas, quien ya era famoso por ser autor de un evangelio. Puesto que la 2 Corintios fue escrita entre el 54 y el 57, este texto constituye un testimonio de que el evangelio de Lucas estaba ya escrito en estos años.

En definitiva, debe concluirse que el evangelio de Lucas fue escrito desde luego antes del año 62, probablemente a mediados de los 50 (53-57).

Ahora bien, ¿dónde fue escrito este evangelio? Si revisamos el último grupo de “nosotros” en Hechos 27:1 – 28:16 vemos a Pablo prisionero en Cesárea por dos años y luego llevado a Roma ante el Cesar. Durante ese periodo que Pablo estuvo encarcelado, Lucas estuvo cerca de él, pero no en la prisión, ¿qué hizo Lucas durante todo ese tiempo?, algunos dicen que se fue a Acaya en donde realizo la investigación del evangelio, otros dicen que Lucas se quedo cerca de Pablo y en el mismo lugar realizo dicha investigación. ¿Dónde fue? No lo sabemos.

¿Cuál fue el propósito de Lucas al escribir dicho texto?

Esta pregunta se desarrollara con mayor precisión en el prologo del evangelio (Lucas 1:1-4), que es la primera pericopa del libro. Sin embargo, quiero adelantar indicando que el propósito básico del evangelio de Lucas debe de verse a la luz de la obra total que consta de dos tomos: Lucas y Hechos.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que su propósito fue el de presentar la historia de Jesús y de su iglesia de tal forma que haga resaltar su significado y confiabilidad para los que creían en él.


[i] El Evangelio Según San Lucas, William Hendriksen. Libros Desafío, Pág. 46

About these ads

Acerca de OscarTC

Fui conocido, predestinado, llamado, justificado y seré glorificado para la Gloria de Dios y todo esto por que Dios lo quiso. A Él sea la Gloria. Ver todas las entradas de OscarTC

One response to “Evangelio de Lucas – ¿cuándo, dónde y por qué fue escrito? – Introducción (II)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: